Panamá prohíbe a Martinelli postularse para presidente

Panamá prohíbe a Martinelli postularse para presidente
Panamá prohíbe a Martinelli postularse para presidente

El tribunal electoral de Panamá prohibió al ex presidente Ricardo Martinelli presentarse a las elecciones presidenciales de mayo porque recibió una sentencia de 10 años por lavado de dinero.

El organismo que supervisa el proceso electoral del país tomó la decisión el lunes por la tarde después de 10 horas de discusión. En un comunicado, dijo que su inhabilitación se debía a que había sido condenado a más de cinco años de prisión por un delito doloso.

El mes pasado, la Corte Suprema de Panamá rechazó la apelación de Martinelli de una condena por lavado de dinero en un caso en el que los fiscales dijeron que se obtuvieron fondos de contratistas gubernamentales para la compra de la editorial en 2010.

Días después de la decisión judicial, a Martinelli, de 71 años, un empresario conservador que gobernó Panamá de 2009 a 2014, se le concedió asilo en Nicaragua y huyó a su embajada en la capital, Ciudad de Panamá.

La Cancillería de Panamá rechazó la solicitud de Nicaragua de permitir que Martinelli salga del país, citando una convención internacional sobre asilo político que establece que los países no pueden otorgar asilo a personas «debidamente condenadas» por delitos comunes.

Martinelli ha dicho que es inocente y víctima de persecución política y ha acusado al actual presidente y al vicepresidente de intento de asesinato para impedirle asumir el cargo.

El portavoz de Martinelli, Luis Eduardo Camacho, calificó este martes de «ilegal» la decisión del tribunal y acusó a la institución de violaciones procesales. «Panamá no tiene un Estado de derecho y estamos en medio de una dictadura civil», dijo al New York Times.

El tribunal electoral permite al candidato de Martinelli, un ex ministro de seguridad pública llamado José Raúl Mulino, para postularse a la presidencia en su lugar.

«Martinelli es Mulino y Mulino es Martinelli», dijo simplemente Camacho.

Erasmo Pinilla, ex miembro del tribunal electoral, dijo que el equipo de Martinelli podría pedir al tribunal que reconsidere su decisión. Sin embargo, dijo que no había fundamento para la revocación porque la Constitución de Panamá prohíbe convertirse en presidente a cualquier persona que haya sido sentenciada a al menos cinco años por un delito deliberado.

«Como cualquier decisión, las personas que la aprobaron pueden reconsiderarla, pero en este caso no pueden cambiar nada», afirmó. «Hay un mandato constitucional, un mandato legal y una orden judicial».

La decisión deja a un puñado de otros candidatos presidenciales. Uno de ellos, el exdiplomático Ricardo Lombana, escribió en la plataforma de redes sociales X: «Este es el comienzo, ahora que caigan todos los demás que han robado dinero a la gente».

Las encuestas de opinión mostraban a Martinelli como el mejor contendiente en las elecciones. Sus partidarios habían señalado que dirigió a Panamá a través de un período de fuerte crecimiento económico, incluida la ampliación multimillonaria del Canal de Panamá.

Anteriormente había estado bajo investigación criminal. En 2021, fue absuelto de los cargos de escuchas telefónicas a opositores y periodistas. También estuvo involucrado en un juicio pendiente relacionado con el escándalo de sobornos multinacional de la constructora brasileña Odebrecht.

A medida que se desarrolla el drama político, Martinelli parece estar en casa en la embajada de Nicaragua. Uno de los vídeos de su cuenta X lo muestra haciendo ejercicio en una cinta de correr. En la imagen publicada el martes por la mañana, ella yacía sonriente en una hamaca con su perro Bruno en brazos.

Al parecer refiriéndose a la decisión del Tribunal Electoral, escribió: “Me despierto feliz. Las personas que creen que esto es el epílogo de un libro deberían saber que es un prefacio del mismo libro.»