Un incendio en apartamentos de trabajadores inmigrantes en Kuwait mata a decenas

Un incendio en apartamentos de trabajadores inmigrantes en Kuwait mata a decenas
Un incendio en apartamentos de trabajadores inmigrantes en Kuwait mata a decenas

Al menos 49 personas murieron y decenas resultaron heridas en Kuwait, país del Golfo, dijo la agencia estatal de noticias, cuando se produjo un incendio en un edificio que albergaba a varios trabajadores de bajos ingresos, muchos de ellos ciudadanos indios, el miércoles.

El incendio comenzó por la mañana en la zona costera de Mangaf, a aproximadamente media hora en coche del centro de la capital, Ciudad de Kuwait.

Las autoridades kuwaitíes detuvieron al propietario del edificio para interrogarlo mientras investigan la causa del incendio y tratan de determinar si «falta o negligencia» influyó, informó la agencia estatal de noticias. Las autoridades prometieron iniciar una campaña para combatir las violaciones de las leyes de construcción. El fiscal también tenía previsto inspeccionar el lugar y entrevistar a los supervivientes.

En declaraciones a los periodistas en el lugar del incendio, el jeque Fahad Yusuf Al Sabah, viceprimer ministro y ministro del Interior de Kuwait, culpó a la «codicia de los propietarios» por el desastre y dijo que el propietario de la empresa que emplea a los trabajadores también sería arrestado. , informaron la agencia de noticias Reuters y los periódicos kuwaitíes.

Jayashankar, un vendedor indio que sobrevivió al incendio, dijo que se despertó con un grito a las cuatro en punto, hora local. Él y su compañero de cuarto abrieron la puerta de su apartamento del cuarto piso y encontraron un espeso humo negro que cubría el pasillo y les quemaba los pulmones, dijo en una entrevista telefónica, pidiendo ser identificado sólo por su nombre por temor a represalias.

En lugar de intentar escapar, dijo, cerraron la puerta, abrieron la ventana y esperaron ayuda. Dos de sus compañeros de cuarto, que abandonaron el apartamento para buscar una salida, murieron más tarde, dijo.

Los testigos dijeron a las agencias de noticias locales que el incendio había comenzado en la parte inferior del edificio de siete pisos y estaba esparciendo humo hacia arriba. En una entrevista televisada, el coronel Sayed Hassan Al-Moussawi, funcionario del Departamento de Bomberos de Kuwait, dijo: «En un edificio como éste, deberías subir al tejado, pero desafortunadamente la puerta del tejado estaba cerrada con llave».

Ramesh, un trabajador indio que vive en el edificio de al lado y que también pidió ser identificado sólo por su nombre por temor a represalias, dijo en una entrevista que vio a personas tratando de saltar por las ventanas para escapar.

El elevado número de muertos por el incendio puso de relieve los peligros que enfrentan los inmigrantes de bajos ingresos que se dirigen a los países del Golfo. A menudo trabajan bajo contratos de explotación y viven en viviendas hacinadas, con protecciones legales limitadas o mal aplicadas.

Los extranjeros constituyen alrededor de dos tercios de la población de Kuwait. Kuwait es una nación rica en petróleo con uno de los fondos soberanos más grandes del mundo. Muchos son trabajadores con salarios bajos de países del sur de Asia que realizan trabajos como la construcción, el servicio de restaurantes y la limpieza de calles.

Más de 50 personas resultaron heridas en el incendio en hospitales de Kuwait, con lesiones que incluyeron quemaduras, fracturas por saltar desde el edificio e intoxicación por monóxido de carbono por inhalación de humo, dijo el Ministerio de Salud en un comunicado. Según él, nueve se encontraban en estado crítico.

Muchos de los trabajadores víctimas eran de la India, dijo la embajada de Kuwait en las redes sociales. El embajador de la India en Kuwait, Adarsh ​​Swaika, visitó el miércoles varios hospitales donde estaban ingresados ​​los trabajadores, informó la embajada. sus mensajes.

dentro de algo enviar El primer ministro indio, Narendra Modi, dijo en X que el incendio era «triste» y que la embajada india estaba siguiendo de cerca la situación y trabajando con las autoridades «para ayudar a las víctimas».

En un vídeo publicado por los medios de comunicación kuwaitíes, se muestra al jeque Fahad en el lugar del incendio mientras interrogaba a un hombre no identificado sobre quién vivía en el edificio. El hombre le dijo que allí habían vivido 196 personas. El vídeo fue cortado después de que Sheikh Fahad instara a las autoridades a detener al hombre para interrogarlo.

La agencia de noticias estatal de Kuwait informó que los funcionarios que trabajan en el municipio que supervisa el área fueron suspendidos de su trabajo en espera de una investigación. Las normas de construcción en los países del Golfo a menudo se implementan de manera laxa, y las alarmas y escaleras de incendio no son comunes en las propiedades residenciales.

En el lugar del incendio del miércoles por la tarde, los empleados del municipio ya avisaron a los edificios cercanos sobre irregularidades, por ejemplo, las tabiques de los locales con placas de yeso.

Mangafi es principalmente el hogar de trabajadores inmigrantes, y los edificios de apartamentos albergan a hombres de India, Bangladesh y Egipto. Los trabajadores que vivían cerca del lugar del incendio entrevistados por The New York Times dieron distintos relatos sobre la cantidad de hombres que normalmente se alojaban en cada habitación, entre tres y 12.

Jayashankar, que sobrevivió, dijo que nueve personas, todas ellas indias, habían compartido su apartamento de tres habitaciones.

El edificio tenía un cartel que decía que era un campo de trabajo para una empresa llamada NBTC Group, que tiene su sede en Kuwait y opera en los sectores de construcción, fabricación, logística y campos relacionados. Las llamadas a la empresa el miércoles no obtuvieron respuesta y un empleado de la oficina de la empresa dijo que los funcionarios habían arrestado a miembros del personal ese día.

Otro trabajador indio que vivía en el segundo piso del edificio dijo que él y su compañero de cuarto habían sobrevivido porque habían estado fuera en el turno de noche.

El empleado Sami, de 45 años, que, temiendo también represalias, pidió ser identificado sólo por su nombre, dijo que aún no había podido entrar para recuperar sus pertenencias e inspeccionar los daños porque la policía había cerrado las entradas al edificio. .

Shahrukh Kha, de Bihar, India, dijo que pasó todo el día tratando de comunicarse con su hermano Kalu, que vivía en el edificio, pero el teléfono de su hermano estaba apagado.

«No hemos recibido ninguna información sobre si está herido o muerto», dijo en una entrevista telefónica.

Kalu Kha, un vendedor de frutas y verduras de 30 años, había planeado viajar a su casa en la India el próximo mes, dijo su hermano; el día de su boda es el 22 de julio.

Anjana Sankar contribuyó con informes desde Nueva York.